Redes Sociales:

Teléfono: (+591) 346-3642

5 hábitos que debes erradicar si deseas ser un buen estudiante

Si lo que deseas es dejar de sufrir por tus calificaciones, presta atención a estos tips

5 Hábitos que debes erradicar para ser un buen estudiante

 

Ser un buen estudiante no es fácil, sobre todo cuando las distracciones están a la orden del día. Stephanie Allen, candidata de PhD en la Universidad de Oxford, elaboró en el portal de esta institución una lista de conductas que debes evitar si lo que deseas es obtener buenas calificaciones y disfrutar más la vida académica. A continuación, te compartimos los 5 malos hábitos debes dejar si quieres ser un buen estudiante:

 

1) Esperar hasta el último minuto

Muchos estudiantes sienten como necesaria esa presión de tener una cantidad limitada de tiempo para poder trabajar. Esto no quiere decir que trabajen menos que los demás, sino que lo hacen de forma más frenética y con el combustible extra de cierta dosis de pánico y adrenalina.

No obstante, esta forma de actuar puede ser un verdadero autosabotaje, y evitar que tengas éxito en una tarea que fácilmente podrías haber realizado a la perfección. Si te sientes identificado con esta postura ante el estudio, intenta con el siguiente truco: plantéate como límite terminar el trabajo antes de las 9am del día anterior a la fecha de entrega. Para esa hora debes, sí o sí, tener un producto que podrías entregar.

Aunque no sea perfecto, debe estar completo y cumplir con las expectativas básicas. Luego podrás hacer cambios si así lo deseas, pero esta forma de organizarte te ayudará a evitar el pánico y prevenir imprevistos que podrían arruinar tu trabajo.

 

2) Depender de la cafeína

Por más que reconocemos la ayuda que puede representar una buena taza de café o una bebida energizante cuando nos sentimos más lentos, la cafeína no es la solución a todos los problemas, ni mucho menos. Convertir esta taza de café en tres, cuatro o cinco no te hará más inteligente, capaz ni efectivo, sino que te pondrá nervioso, tembloroso y probablemente mal del estómago.

Si te está costando concentrarte, intenta hacer algo de ejercicio. Está comprobado que unos 30 minutos de ejercicio aeróbico hacen maravillas para tu estado de ánimo, concentración y patrones de sueño.

 

3) Pasar noches en vela

Esperar hasta el último minuto para comenzar una tarea a menudo viene acompañado de pasar noches de insomnio tratando de atiborrar el cerebro de información en pocas horas o de escribir un ensayo de 25 páginas a la velocidad de la luz. Aunque todos en algún momento caemos en esta conducta, no deja de ser perjudicial tanto para tu bienestar físico y mental como para la calidad de tu trabajo.

Además de tener que depender de comida chatarra y de la cafeína para mantenernos despiertos, es casi inevitable que se nos pasen errores por alto o que no logremos retener la información adquirida. Y siempre está el riesgo de que no logres quedarte despierto y al otro día amanezcas con el proyecto a medio hacer.

 

4) Mantenerse conectado a las redes sociales 

Dejar el Facebook o Twitter abiertos o estar pendiente de Whatsapp mientras estudias puede “amenizar” la experiencia, pero la realidad es que hará que concentrarte te cueste mucho más. Esto se debe a que nuestro cerebro funciona en dos niveles diferentes: uno que responde a nuestros instintos y emociones rápidamente y que nos permite reaccionar a lo que sucede a nuestro alrededor; y otro más racional, lento y lógico.

Este último mecanismo es el que debemos aprovechar cuando estudiamos o trabajamos en un proyecto, pero para ello es necesario eliminar las pequeñas distracciones que hacen que volvamos nuestro “yo” más instintivo.

Intenta trabajar durante una hora o dos sin distracciones y te sorprenderás de todo lo que logras en ese período y cuánto tiempo te quedará para dedicar a las actividades que realmente te gustan.

 

5) Ignorar las dificultades

Cuando realmente no entiendes algo, puede suceder que creas que eres la única persona en la clase con esta duda. Esto hará que pedir ayuda te de vergüenza, y en su lugar pases lección tras lección “arrastrando el problema”, sin prestar atención y anotando una línea o dos para fingir que escuchas al profesor.

Si esto te sucede, recuerda que no existe nadie que pueda comprender absolutamente todo de una sola vez. La clave para ser un estudiante exitoso no es poseer un talento sobrenatural, sino enfrentar los problemas y superarlos. En lugar de decir “simplemente no sirvo para las matemáticas”, pídele a un docente o a un compañero que te explique las ecuaciones que tanto te cuestan y practica en tu casa hasta que las domines. De esta manera evitarás que tu duda se transforme en una “bola de nieve” que luego te impida comprender conceptos más complejos.

Community Posts
Si lo que deseas es dejar de sufrir por tus…
Si lo que deseas es dejar de sufrir por tus…
Si lo que deseas es dejar de sufrir por tus…
Si lo que deseas es dejar de sufrir por tus…